CCIP | Florida 983 | Tel.: 4722 8901 / 4722 8902 / 4722 8903 | E-mail: info@ccipaysandu.com.uy

Compras por internet cayeron en abril por tercer mes consecutivo

Compras por internet cayeron en abril por tercer mes consecutivo

En comparación con igual período de 2014, en el primer cuatrimestre hubo una caída de 15%.

Diciembre, a impulso de las fiestas de fin de año, es un mes movido para el sector ventas. El año pasado, en particular, las encomiendas postales internacionales de entrega expresa –artículos adquiridos en su mayoría por internet desde Uruguay– tuvieron su pico desde que el régimen se instauró en julio de 2012. En diciembre del año pasado ingresaron al país bajo esta modalidad 43.948 paquetes, 24,6% más que un año antes.

Pero después de ese récord, ahora la situación es muy diferente. Si bien en enero de este año hubo un crecimiento moderado respecto a igual mes de 2014 (4,7%), desde febrero hasta abril ya se llevan tres meses consecutivos de caída respecto a igual mes del año pasado, con bajas de 11,5%, 27,1% y 19,6%, respectivamente, de acuerdo a datos proporcionados por la Dirección Nacional de Aduanas (DNA).

En comparación con el primer cuatrimestre de 2014, la baja durante el periodo enero-abril de este año fue de casi 15%. Febrero marcó el primer mes de caída interanual desde que a mediados de 2012 el decreto 184/012 permitió la compra libre de impuestos de hasta cinco paquetes anuales por un valor no superior a los US$ 200 cada uno. De hecho, abril de 2015 fue el mes de menor ingreso de encomiendas al país (16.026) desde octubre de 2013 (14.529).

Razones
En diciembre del año pasado se dio forma al decreto 356/014, que comenzó a regir este año y que modifica algunos aspectos del sistema anterior. Entre otros, ahora la titularidad de la tarjeta de crédito o débito internacional que se use en la operación tendrá que coincidir con el titular de la compra, así como con el destinatario del paquete. Asimismo, los usuarios del sistema tienen que facilitar a sus operadores postales varios datos, como nombre completo, domicilio y cédula de identidad del comprador, así como también una descripción de qué se compró y cuánto vale.

Otros requerimientos –como qué tipo de tarjeta se usa en la transacción, quién es el emisor y los cuatro últimos dígitos del número del plástico– comenzarán a exigirse más adelante.
Cómo seguir compitiendo Los correos privados (o couriers) señalan a este cambio en las reglas de juego como uno de los factores que explica la merma en las compras que, alegan, genera incertidumbre.

A esto se suma un dólar que va ganando terreno frente al peso. Las empresas sostienen que después de un periodo de efervescencia, ahora esperan que la cantidad de compras se estabilice. “Este año se ve una tendencia a mantener los mismos volúmenes que el año pasado”, señaló una fuente del sector.

En tanto, la gerenta general de la empresa BuyBox, Andrea Fernández, dijo que la suerte de esta modalidad está atada al tipo de cambio. “Más allá de eso, la gente está aprendiendo cómo tiene que utilizar el sistema de compras por internet y para qué, porque hay artículos que porque no existen en plaza sigue sirviendo traerlos de afuera”, agregó. Por su parte, el gerente de Entrega Miami, Carlos Acosta, apuntó también que la manera de seguir manteniendo en auge este sistema es apelar a productos que no hay en oferta en Uruguay, “a un precio que esté competitivo”.

Acosta añadió que en este escenario de enfriamiento de las compras por internet, no se ha percibido una disminución de los promedios de cada transacción, y que en general se acerca al tope máximo permitido (US$ 200). “Es una constante: no hay personas que compren por US$ 50 y gasten un pedido”, indicó.

Fernández indicó que en su experiencia la mayoría de las personas compran en el entorno de los US$ 140. Tomando este valor como referencia, las 263.124 compras por internet realizadas al exterior en los 12 meses finalizados en abril podrían valuarse en alrededor de US$ 37 millones.

Algunos operadores del sector se mostraron alertas ante la medida que empezará a regir a mediados de año y que posibilitará que la DNA retenga paquetes y exija estados de cuentas de las tarjetas implicadas en estas compras. Fernández dijo que es un punto que hoy les genera “un poco de disconformidad con esta operativa”.

LAS CLAVES
NORMA. El decreto de diciembre del año pasado, que modifica el régimen, se dio en un marco de crítica hacia el mismo del comercio establecido en el país, por considerarlo “injusto”.

FIN. Con este decreto se terminó la posibilidad de que un particular comprara con una tarjeta de terceros, lo que hasta el momento sí era permitido.

RELEVAMIENTO. Según una encuesta de Grupo Radar del año pasado, 38% de los usuarios de internet ha comprado alguna vez online.

Fuente: El Observador