CCIP | Florida 983 | Tel.: 4722 8901 / 4722 8902 / 4722 8903 | E-mail: info@ccipaysandu.com.uy

Empresarios evalúan que deben promoverse no solo derechos, sino también obligaciones

Empresarios evalúan que deben promoverse no solo derechos, sino también obligaciones

Los centros comerciales nucleados en CEDU, incluyendo el de Paysandú, promueven llevar a cabo acciones –para lo que se necesita apoyo desde el gobierno– que permitan promover la cultura del trabajo y la asunción de responsabilidades, apuntando además al necesario equilibrio entre derechos y deberes y no solo poniendo énfasis en los primeros, indicó a EL TELEGRAFO el presidente del Centro Comercial e Industrial de Paysandú, Jorge Ledesma.
El dirigente empresarial señaló que a partir de la reciente reunión de CEDU (Confederación Empresarial del Uruguay) con el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, sobre la problemática del sector, y poner este tema, entre otros, sobre la mesa, ha recibido apoyo y planteos de este tenor de varias empresas de nuestro medio, en las que se ha detectado que la fuerza laboral presenta en un importante porcentaje serias flaquezas en asumir compromisos y responsabilidades, lo que es un factor adverso a la hora de rendir en la tarea diaria.
También precisó que se ha percibido inquietud sobre los alcances de la Ley de Nocturnidad, “y quienes más lo han tratado han sido los panaderos, pero no lo hemos considerado como tal en el seno del Consejo Directivo del Centro todavía”. Asimismo, el dirigente indicó que a nivel empresarial y de la representante del sector en el BPS, Elvira Domínguez, existe inquietud en cuanto al contenido de la ley y se pretende que se aclare bien en la reglamentación sus reales alcances, por cuanto se establece un 20 por ciento de incremento por horario nocturno cuando hay varios sectores en los que ya se contempla este plus por el tipo de trabajo.

VALORES VENIDOS A MENOS

En lo que refiere a inquietudes del sector, destacó que “el centro ha recibido muchas expresiones de apoyo en cuanto a la postura que se ha adoptado por los centros comerciales, a través de la Confederación Empresarial del Uruguay respecto a la necesidad de rescatar la denominada cultura del trabajo y otros valores que están venidos a menos en la oferta de mano de obra actual”.
“Hemos recibido una propuesta de empresas de trabajar la idea para llevarla adelante y promover ese tipo de cambios en la sociedad, porque esto se está dando en todos los niveles. Es notorio que hay problemas respecto a la asunción de responsabilidades y compromisos en jóvenes que integran la fuerza laboral, y hemos recibido numerosos comentarios favorables a esta inquietud”, explicó. “Esto es un buen respaldo para llevar a cabo algunas acciones para promover esos cambios, porque no solo lo está viendo el sector empresarial, sino también el gobierno, solo que no se encara”, acotó.
“Hay una necesidad imperiosa de aterrizarlo en acciones concretas en esta dirección, y esto va a requerir trabajar en conjunto con sectores gremiales y de hacer ver que hay responsabilidades de por medio que hay que encarar y asumirlas y no solo estar exigiendo que se tengan en cuenta los derechos. Hay una cultura que se ha devaluado y es preciso rescatarla si es que queremos llegar al desarrollo, con compromisos de trabajo, con desarrollo intelectual, y en ello la educación juega un rol fundamental”, enfatizó.
Acotó que este escenario es multicausal, y que si bien hay problemas generados desde la infancia en el hogar, “también nos preocupa que se ha devaluado la figura de la empresa en cuanto al respeto por las normas, por las jerarquías, con la consecuente responsabilidad, porque se puede venir de un hogar que tenga distorsiones de todo tipo, y si bien no se cultivan en ese ámbito determinados valores, cuando la persona se integra a un cuadro donde hay normas que cumplir, esto puede desarrollarse y adaptarse al ambiente laboral”.
“Pero si bien esas normas están y las costumbres de trabajo pueden estar, se violan a cada instante y no hay respaldo para que esas violaciones puedan corregirse a través de exigencias y los correctivos correspondientes. Entonces, entra a deteriorarse”, evaluó.
Ledesma indicó que lamentablemente se está haciendo mucho hincapié en los derechos, “pero no se tiene el mismo énfasis en las obligaciones en un marco de respeto y dejando de lado la sobreprotección a quien se niega cumplir con las normas. Corresponde evaluarlo entre todos, empresarios, dirigencia sindical y actores de gobierno, porque de alguna forma se ha propiciado que este escenario se manifieste”.

Fuente: El Telégrafo