CCIP | Florida 983 | Tel.: 4722 8901 / 4722 8902 / 4722 8903 | E-mail: info@ccipaysandu.com.uy

Consumidores son más precavidos ante el menor dinamismo económico

Consumidores son más precavidos ante el menor dinamismo económico

La confianza de los consumidores cayó fuerte en abril y está a un paso de ingresar a la zona de “moderado pesimismo”

Los consumidores uruguayos parecen dejar atrás el optimismo sobre el futuro personal y de la economía. El aumento del dólar y el fin del impacto del ciclo electoral han derivado en una merma sustancial en las perspectivas de consumo, que se alinean al proceso de desaceleración de la economía doméstica.

El Índice de Confianza del Consumidor (ICC) registró otro fuerte descenso en abril (6,1%) y acumuló una baja de 12,4% en los últimos dos meses. Así, el ICC –que elaboran el Departamento de Economía de la Universidad Católica y Equipos Consultores– está a punto de abandonar la zona de “moderado optimismo” para ingresar en la de “moderado pesimismo”, categoría que no alcanza desde la crisis internacional de 2009. Precisamente, para el economista Alejandro Cavallo de Equipos Consultores, dada la perspectiva actual de la economía uruguaya “lo lógico” sería que el ICC siga cayendo. “Hoy los consumidores han incorporado más realismo. Por eso, no sorprende que se haya dado una corrección (a la baja) de cierta importancia”, apuntó.

En la medición de abril volvieron a caer los tres subíndices que componen el indicador de confianza, como aconteció en marzo. La mayor contracción se registró en la predisposición a la compra de bienes durables (electrodomésticos, inmuebles y automóviles) que bajó 16,4% respecto a marzo y llegó a su menor valor desde enero de 2009. En abril, el dólar interbancario aumentó 2,7%, mientras que en el acumulado de 2015 la divisa estadounidense ya se apreció más de 10% frente al peso uruguayo. Cavallo indicó que esa menor predisposición de los consumidores a la adquisición de bienes durables “ya se está palpando” en las ventas reales de automóviles y casas de electrodomésticos.

La actividad comercial registró el primer trimestre de 2015 un crecimiento menor respecto al año anterior en la mayoría de los sectores considerados, según los últimos datos de la encuesta del sector comercio y servicios que divulgó la gremial del sector. Hubo sectores donde las ventas descendieron en porcentajes importantes en términos reales: casas de electrodomésticos (9,2%), artículos de bazar (4,4%), ferreterías mayoristas (4,1%), maquinaria agrícola (24,1%) y camiones y ómnibus (23,4%), entre otros. Según explicó Cavallo, si bien la suba del dólar “pegó fuerte” en la predisposición a la compra de bienes durables en abril, es probable que en mayo el descenso de ese subíndice “se modere” producto de cierta estabilidad que parece mostrar la cotización del billete verde.

Por otro lado, en lo que respecta a la situación económica personal, la caída fue de 3,5% en el indicador de expectativas, como consecuencia de que empeoró la percepción de los consumidores respecto a un año atrás. Algo similar ocurrió con el índice que mide la situación económica del país que descendió 2,1% en abril respecto a la valoración de marzo. “El deterioro en la confianza acompaña el deterioro más rápido del resto de los indicadores económicos”, aseguró Cavallo. Recordó que el ciclo electoral que culminó en noviembre pasado había “distanciado” a los consumidores de los fundamentos de la realidad sobre la economía uruguaya, algo que ya se está corrigiendo en las mediciones de este año que están “alineadas con la región” ( ver aparte).

Ahorro en baja

La suba del dólar y un menor optimismo sobre la situación económica personal impactó en otros indicadores del ICC. La capacidad de ahorro cayó 7,1% en abril frente a marzo y se ubicó en un mínimo desde comienzos de 2008.

En abril, hubo un aumento de las respuestas de los consumidores que expresaron que sus ingresos “no les alcanzan, tienen dificultades”, y mínimamente el de “no les alcanzan, tienen grandes dificultades” para ahorrar, según el ICC.

La caída de la confianza de los consumidores en Uruguay en los últimos meses presenta aspectos en común con las coyuntura de Brasil y Chile.

En este último caso, se agrega otro factor por la caída de los niveles de popularidad de la presidenta, Michelle Bachelet, con lo cual los agentes se tornarían más pesimistas, dejando al indicador en niveles equiparables a los de la crisis de 2009 (con una caída de 2,2% en los últimos 12 meses a abril).

También en un contexto de pérdida de dinamismo económico y declive en la popularidad del gobierno, el ICC de Brasil se ubicó en mínimos que no se observaban desde mediados de 2008, con un descenso en los 12 meses a abril de 20,2%.

Por el contrario, en Argentina, donde el ICC en 2014 había registrado valores aún peores a los de la crisis de 2008-09, se observa una recuperación de la confianza posiblemente asociada a estar ingresando en campaña electoral, y a que surgen expectativas de cambio.

Fuente: El Observador