CCIP | Florida 983 | Tel.: 4722 8901 / 4722 8902 / 4722 8903 | E-mail: info@ccipaysandu.com.uy

Desmejora la confianza de los consumidores

Desmejora la confianza de los consumidores

La suba del dólar y un mayor pesimismo sobre la economía personal y del país deterioraron el índice en marzo.

La confianza de los consumidores uruguayos cayó fuerte en marzo (6,7%) respecto a febrero y retomó la senda bajista que se había visto interrumpida sobre fines del año pasado por el efecto que las elecciones nacionales provocaron en las expectativas de la ciudadanía. La suba que viene registrando el dólar –9,6% en lo que va de este año– pegó fuerte en la predisposición a la compra de bienes durables como automóviles y electrodomésticos, pero también se notó un mayor pesimismo de los consumidores sobre el desempeño de la economía personal y del país.

De acuerdo al Índice de Confianza al Consumidor (ICC) que divulgaron ayer Equipos Consultores y el departamento de Economía de la Universidad Católica, parte del descenso de marzo obedece al proyectado “desinfle” post campaña electoral, pero también a la magnitud del mayor pesimismo en los subíndices y en otros indicadores de confianza económica, que de alguna manera se alinean a la desaceleración de la actividad general del país.

Uno de los subíndices que más se contrajo fue el de la predisposición a la compra de bienes durables que bajó 11,3%. En el caso de los electrodomésticos descendió 10,1%, mientras que en automóviles y viviendas lo hizo 11,3%.

“Este subíndice presenta el menor valor desde junio de 2009, y cierra un primer trimestre del año que permitiría estimar una nueva desaceleración del consumo privado. Esta contracción reflejaría básicamente el incremento del tipo de cambio, pero no solo eso”, advierte el ICC. Precisamente, el subíndice de la situación personal descendió 2,8% en marzo frente a febrero y la percepción sobre la situación del país lo hizo 7,6%. Además, se dio un aumento en las expectativas de desempleo y de menores ingresos para las familias.

El índice de expectativas de inflación de los consumidores, en tanto, aumentó 13,8% en marzo respecto a febrero. “Los consumidores vuelven a ingresar en zona de atendible pesimismo en materia de inflación esperada”, alerta. “Más allá del efecto precios, se esperaría una desaceleración en el sector real de la economía”, según el ICC. En ese sentido, explica que los consumidores “estarían ajustando sus expectativas”, en un contexto de “relativamente mayor nivel de endeudamiento de las familias luego de años de expansión de crédito al consumo, cabría esperar comportamientos más moderados en materia de gasto”.

Finalmente, en un marco en el cual los agentes proyectan una desmejora de su situación personal actual, y en que perciben una inflación que se dinamizaría a futuro –afectando la capacidad de compra de sus ingresos–, el índice que mide la percepción de capacidad de ahorro registró una caída de 5,1% en marzo.

Fuente: El Observador