CCIP | Florida 983 | Tel.: 4722 8901 / 4722 8902 / 4722 8903 | E-mail: info@ccipaysandu.com.uy

Rigen más controles a compras web en el exterior de hasta US$ 50

Rigen más controles a compras web en el exterior de hasta US$ 50

ADUANA APUNTA AHORA A MERCADERÍA LLEGADA DE CHINA Y PIDE DATOS AL CORREO

La Dirección Nacional de Aduanas (DNA) aprobó un procedimiento de despacho para las compras web en el exterior de entrega no expresa. Estas operaciones son las que pueden tener un valor máximo de US$ 50 por vez para quedar exoneradas de impuestos al momento de ingresar al país.

La normativa solicita más datos a los compradores y le exige al Correo que informe en tiempo real las compras a la DNA para que pueda ejercer control sobre las operaciones.

La resolución aduanera (a la que accedió El País) está fechada el miércoles pasado y entró en vigencia ayer. El documento sostiene que fue tomada ante la necesidad de reglamentar el procedimiento de encomiendas postales no internacionales de entrega no expresa.

Se señaló como objetivo del procedimiento establecer las actividades necesarias para dar cumplimiento de los requisitos aduaneros en las operaciones de despacho de encomiendas internacionales de entrega no expresa de hasta US$ 50, que son las que generalmente llegan desde China.

Dentro del procedimiento se estableció que la Administración Nacional de Correo será considerada como un operador postal de correo no expreso. Y por ese motivo el Correo “deberá estar debidamente habilitado y proporcionar a la DNA toda la información requerida en el procedimiento, para lo cual deberá disponer de todos los medios necesarios para recabar dicha información”, señala el documento.

Además, sostiene que el Correo “deberá implementar y mantener un sistema informático que le permita a la DNA en tiempo real, ejercer el control y vigilancia sobre las operaciones”.

En diciembre del año pasado, la DNA implementó nuevos controles al régimen de compras web en el exterior. Allí determinó que las compras de entrega no expresa estuvieron incluidas en una franquicia que permite hasta cinco compras anuales con un valor máximo de US$ 200 por vez y un peso de no más de 20 kilogramos.

Antes de diciembre esas compras que se realizaban básicamente en China no tenían tope de cantidad anual.

El comprador habitual entonces debe ahora elegir si la compra que realiza en China la coloca dentro de la franquicia de cinco operaciones anuales.

En caso de no hacerlo, debe pagar un impuesto equivalente al 60% del valor de la mercadería comprada.

Según supo El País, hay usuarios del régimen que eligen no incluir la operación dentro de la franquicia, pero tampoco terminan pagando el impuesto ya que el Correo no dispone de todos los mecanismos necesarios para ejercer controles sobre toda la mercadería que ingresa.

Una fuente aduanera dijo a El País que el nuevo procedimiento es “sin dudas para realizar un mayor control a las compras de China que llegan por el Correo”.

Añadió que a pesar de las medidas que la DNA tomó en diciembre del año pasado todavía habían compras que “seguían pasando por debajo de la puerta” en la modalidad de hasta US$ 50 desde China por el Correo y por eso el nuevo procedimiento.

Cuando se discutía la aplicación al régimen general de compras web en el exterior (la de incluir esas compras dentro de la franquicia de las cinco anuales de hasta US$ 200) una empresa de courier internacional establecida en Uruguay le pidió a las autoridades aduaneras que el Correo tuviera los mismos controles que se le exigían a los operadores privados.

Los courier entendían que tal como funcionaba la oficina estatal era muy difícil que se efectuaran los controles correspondientes. Ahora, con el nuevo procedimiento la DNA le traslada al Correo las mismas exigencias que a los operadores privados.

Las fuentes consultadas ayer indicaron que, de alguna manera, el nuevo procedimiento cumple con exigencias solicitadas por los comercios establecidos en el país, que catalogan a las compras web como una competencia desleal a los establecimientos nacionales.

Otras exigencias.
Para el caso de las encomiendas se deberá indicar si se trata de un envío de entrega no expresa y tiene que especificarse el tipo de mercadería. Además, se deberá informar el tipo de tarjeta de crédito o débito del titular de la compra; el emisor de la tarjeta e informar los cuatro últimos dígitos del plástico.

La encomienda también deberá traer una descripción de la mercadería, de acuerdo a una tabla que se anexó a la resolución del procedimiento. Igualmente, en la resolución se indicó que se prorroga hasta el 30 de junio de este año la consignación obligatoria de los datos correspondientes al medio de pago y descripción de la mercadería de acuerdo a la tabla.

Los nuevos requerimientos son iguales a los exigidos en la franquicia de las cinco franquicias de hasta US$ 200.

El documento explicó que el sistema aduanero (Lucía) realizará controles sobre la información declarada en las guías que consigne el Correo y también del contenido de los datos y que ellos cumplan con los requisitos previamente establecidos. Cuando la DNA acepte los datos enviados, el sistema aplicará criterios de selectividad para definir los envíos que serán objeto de algún tipo de revisión, ya sea física o documental por parte de los verificadores aduaneros.

Abandono de mercadería.
La nueva normativa aduanera estableció que la mercadería que habiendo cumplido un plazo de permanencia en depósito de hasta 30 días deberá ser declarada en abandono por el Correo. A su vez, la oficina estatal deberá comunicar aquellos envíos sujetos a abandono, que serán luego dados de baja del stock del sistema Lucía. Por otra parte, la Dirección Nacional de Aduanas analizará los hechos vinculados a los incumplimientos y podrá determinar una eventual infracción aduanera. Además, quedó definido por la DNA que ninguna mercadería arribada como encomienda postal internacional de entrega no expresa podrá egresar de los depósitos bajo la responsabilidad del Correo, sin la autorización aduanera correspondiente.

Fuente: Diario El País